Imprimir
También disponible:  Français (France)   English (United Kingdom) 


Tras 133 años de los hechos ocurridos en Chicago, este 1° de mayo vamos juntos a conmemorar nuestro “Día internacional de la clase obrera”. Para la JOC Internacional el 1° de mayo es un día para levantar nuestras banderas de luchas y reivindicaciones junto al movimiento obrero a nivel internacional. Por ello desde el 24 de abril hasta el 1° de mayo, iniciamos esta conmemoración con la semana internacional de la juventud trabajadora (SIJT) desarrollando programas de actividades con incidencias políticas y formativas en los diferentes países del mundo.

Han sido décadas de luchas del movimiento obrero internacional y la JOCI, a través de sus acciones, ha sido parte de estas luchas. Sin embargo, las conquistas que hemos logrado durante muchos años en algunos países están en retroceso. Esto se expresa a través de las nuevas condiciones de explotación en el trabajo que inciden en la vida de los trabajadores/as y cada vez deterioran las  luchas de los trabajadores/as: horas de trabajo que se aumentan pero el salario está en desmejora, nuevos puestos de trabajo a través de las plataformas virtuales, desigualdades entre los derechos para hombres y mujeres al igual que los roles determinados en los puestos de trabajo, alto índice de trabajo informal que existe en el mundo pero sin un mínimo de cumplimiento de la seguridad social en su trabajo.

He migrado del campo a la capital, en busca de mejores condiciones de vida y trabajo. Actualmente trabajo en una lavandería industrial en la que me pagan por producción. El trabajo es de 12 horas y con turno rotativo, una semana de día y otra de noche.

(Testimonio de joven trabajadora americana)

Este testimonio de vida, como miles que existen en el mundo, es el reflejo de las condiciones de explotación que vivimos a través de las extensas horas de trabajo. La evaluación que tenemos en el mundo no sólo se expresa en las nuevas formas de trabajo creadas con el avance tecnológico; esto se convierte en una amenaza para la creación de nuevas opciones como clase obrera. Vemos la necesidad de repensar el rol del sujeto histórico, el “Movimiento obrero”, de redefinir sus reivindicaciones frente al nuevo “Orden mundial” que va reconfigurando cada vez políticas internacionales. Cada país determina los puestos de trabajo que deben generarse en el mercado con la lógica de fortalecer el capitalismo. El sistema educativo está diseñado con el objetivo de definir el modelo y esquema de trabajo que deben darse a futuro, obligando a la juventud trabajadora a incorporarse a este modelo. Tenemos la gran ola migratoria como consecuencia de las políticas débiles frente a las ofertas de trabajo. El sistema de seguridad y protección social en muchos países está en retroceso.

Después de nueve meses la agencia informó que varios financiamientos de proyectos estarían finalizando. Por lo tanto, era necesario reducir el número de trabajadoras/es. Por supuesto, tres meses antes del final de mi contrato, tengo que informar al centro de empleo que estaré desempleada y tengo que escribir solicitudes de empleo nuevamente y así continuar en ese ciclo.

(Testimonio de joven trabajadora europea)

La utopía por un trabajo y una vida digna está cada vez más lejos de la realidad. Los jóvenes trabajadores viven bajo un modelo educativo en el que en su mayoría son formados para servir los intereses capitalistas. Vemos jóvenes que van alejándose del vínculo familiar como consecuencia del fenómeno de la emigración laboral forzada ya que se encuentran en el extranjero con el fin de apoyar la vida cotidiana de la familia a través de su trabajo. Sin embargo, muchos gobiernos no tienen ningún programa concreto para sus trabajadores migrantes, incluyendo para los trabajadores provenientes de sus propios países. El esquema de seguridad y protección social es pagado en su mayor parte por los trabajadores y los gobiernos no tienen una política clara para esta contribución.

Sin embargo, frente a esta situación, en el movimiento internacional de la JOCI hoy nos preguntamos, ¿dónde están las fuerzas de articulación del movimiento obrero? ¿Quiénes y dónde están los sujetos del movimiento obrero internacional? ¿Cuáles son las prácticas de acciones referenciales que debemos emprender para trasformar y cambiar la realidad nuestra? ¿Cuál es nuestro rol hoy en el mundo y a qué estamos llamados para combatir estas injusticias? ¿Quién es nuestro referente hoy en el mundo como movimiento internacional?

Desde la JOC internacional hacemos un llamado internacional a todos los sectores del movimiento obrero a:

  1. Crear mecanismos y estrategias de articulación frente a los retrocesos que se están gestando sobre la conquista de los trabajadoras/es en el mundo.
  2. Desarrollar acciones de solidaridad que se expresen en: pronunciamientos, articulación de experiencias, movilizaciones de solidaridad y campañas internacionales que demuestren las diferentes realidades comunes que existen a nivel internacional.
  3. Desarrollar la formación y concientización para fortalecer nuestros compromisos y levantar nuestras banderas de reivindicaciones y luchas a venir.

La JOC internacional una vez más dice:

¡Queremos un 1° de mayo combativo y reivindicativo!

Queremos un 1° de mayo con igualdad y dignidad para todas/os las/os trabajadores/as del mundo.

 

Bruselas, 1° de mayo 2019

La JOC Internacional